lunes, 22 de abril de 2013

¿Monederos o neceseres?

Hola a todos.

Hoy os traigo más fotos que texto, últimamente he recibido algunos encargos y en eso he ocupado buena parte de mi tiempo libre... en esto que os enseño y en algún otro que todavía no puedo mostrar ;)

En primer lugar, los monederos vintage, que han tenido mucho éxito entre las chicas de mi trabajo. He recibido encargos de amigas para amigas, de mamis para sus hijas...

Estos monederos o más bien neceseres (porque son grandecitos para usarlos de monedero), los hago utilizando diferentes estilos de telas para el exterior:

a) Con telas Tilda, una apuesta segura (ya sabéis que me chiflan)  






b) Con otras telas de colección, sin tanta flor pero igual de bonitas. De hecho, una de mis telas favoritas para este proyecto ya la habéis visto en el bolso zen, esa tela japonesa color chocolate tan divina (al menos para mi gusto)


c) Con telas japonesas de kimono, brutales, ¡me encantan!. Este monedero de la foto, se lo regalé a mi hermana con mucho gusto pero con dolor de corazón de que no me quedara tela suficiente para hacerme otro igual para mí... no es de perlas, como los otros, pero es bonito también :)


Y... como nunca me quedo nada de lo que hago... y estos monederos me encantan... y el otro día andaba un poco agobiada, pensé: "pues mira, hoy voy a coser para mí". Tenía en casa un fat quarter bundle divino de la muerte: Little apples, de Aneela Hoey (una de mis favoritas, junto con Anni Downs y Linette Anderson) al que hasta ahora no le había querido meter el cuter pensando en cómo lo iba a gastar... hasta el otro día... (ya os digo que estaba muy agobiada, lo sé, destrocé el bundle sólo por un fat pero no me arrepiento)... escogí el fat que más me gustaba y elegí el corte, es decir, hice lo que se llama "fussy cut", elegir un motivo del estampado aunque eso signifique cortar justo en el medio de la tela, y ras, cortadito en un plis plas. Luego busqué una tela que también me encantara para el interior, "mira, ésta es perfecta", una roja de estrellitas, (las estrellas, una de mis obsesiones patchworkeras), y empecé a coser... sólo me queda coserle la boquilla, que es como las otras, de perlas gordas, pero ROJAS, bufffffffffffffff, no sé qué más puedo decir, la combinación es divina. No os pongo fotos, porque quiero que lo veáis acabado, pero juro coserle la boquilla en cuanto pueda y editar el post para que lo podáis ver lo antes posible.

Edito: Aquí lo podéis ver.

Y bueno, con esto os dejo por hoy. No tardaré en escribir de nuevo porque quiero enseñaros más cositas.
¡Que tengáis una feliz semana!
Su
Publicar un comentario