domingo, 5 de mayo de 2013

Cojín y pelota para bebé

¡Hola a todos! 

Antes que nada dejar que me disculpe por haber tardado un poco en volver a escribir. No era mi intención tardar tanto, pero mi ordenador ha fallecido (o como mínimo entrado en coma) y llevo dos semanas sin él, lo cual es un gran inconveniente ya que tengo allí todas las fotos, archivos etc... M amigo del alma David, que es un crack de los ordenadores, ha venido hoy y se lo ha llevado, a ver si consigue reanimarlo sin que queden demasiadas secuelas del desastre ;)

Y como escribir en el Ipad no es lo mejor del mundo mundial, intentaré ser breve y centrarme en enseñaros una cosita que he hecho y que espero entregar la próxima semana. Se trata de un regalo sorpresa para el nieto de un tío mío al que aunque vea muy poco quiero mucho. Nos vimos en enero en un encuentro muy triste , pero al menos tuvimos ocasión de ponernos al día... Mi tito me dijo qe veía todas las cositas de patchwork que hacía (gracias a Facebook) y me preguntó si le podía hacer algo a su primer nietecito, el hijo de mi prima, que iba a cumplir un añito, y naturalmente yo le dije que sí. He tardado un poco más de lo que me habría gustado porque no siempre es fácil sacar el tiempo que una quiere para sus cosas, pero ya está: acabado, lavado y a punto para decorar la habitación de un precioso niño de un año llamado Arán. 

Ahora sólo espero que les guste y que lo disfruten tanto como yo he disfrutado haciéndolo.

Se trata de un cojín extraído del libro  "A boys story"  de Anni Downs, construido de fat quarters que tenía por casa, elegidos para ser lo más "niño" posible (no es fácil encontrar telas de Patchwork de nene que no sean de animales o muy de bebés)... Y de una pelotita (bueno, dos, la otra es de mis niños) de pentágonos completamente cosida a mano que es un placer hacer, de verdad, deberíais probarlo. 

Gracias, Mar, por tus ideas, eres un sol. 

Y tito, prima, peque, un beso muy grande para vosotros















Publicar un comentario