jueves, 1 de agosto de 2013

Tutorial bolso reversible de playa súper fácil

Hola!!

Sé que no os esperabais este tuto, pero es que mi amiga del alma, Nuri, me pidió una bolsa para la playa, y como no he hecho una, sino dos, y en dos ratitos, he pensado que aunque seguro que muchas de vosotras tenéis un skill de costura más alto y este tipo de patrones los tenéis ya más que superados, quizá alguna novatilla se anime a probar... Así que aquí vamos. Aviso que es un post con mucha foto, pero pienso que así os ayudará más. Y por supuesto, si en algo no me explico bien o veis que me he saltado algún paso, por favor, no dudéis en decírmelo.


Necesitáis cortar dos piezas de tela exterior de la misma medida que la tabla de corte estándar, o sea, 18x24 pulgadas. 


Lo mismo con la tela del forro 


 Y lo mismo con la guata. En este caso yo he utilizado guata de poliéster, con adhesivo por una cara. 


Cortamos dos piezas de las dos telas (tanto exterior como de forro) de 10x10 pulgadas. 



Para las asas cortaremos dos tiras de la tela exterior y dos de la del forro, todas de la misma medida (aqui a gusto de cada una). También necesitaremos dos tiras de cinta de mochila, no importa el color, porque la meteremos dentro de las asas que vamos a hacer, para dar consistencia y hacer unas asas muy resistentes. El largo, como digo, puede variar según las preferencias de cada cual, pero una medida aproximada podría ser 30 pulgadas. El ancho dependerá del ancho de la cinta de la mochila. Calcular que debéis cortar la tela una pulgada más ancha que la cinta. De esta manera, 1/2 pulgada la gastáis en el margen de costura y la otra media se reparte entre el grueso de la cinta y los márgenes. Así quedará algo más holgada y no sufriréis tanto para meter la cinta en la tira :) 

Una vez tenemos todas nuestras piezas cortadas vamos a pegar las dos piezas de tela exterior a la guata, con la plancha muy caliente, hasta que esté bien adherida.  



Ahora vamos a formar los bolsillos. Para ello encararemos derecho contra derecho de las dos telas exteriores.


Cosemos por todo el derredor a 1/4" dejando un pequeño gap en el lado inferior por donde giraremos el conjunto (unas 2"). Antes de girar, debemos recortar las esquinas (sin llegar a la costura, lógicamente), para poder sacar bien los picos. 


Seguimos el mismo proceso con el bolsillo de la tela del forro. 

 


 Una vez girados los bolsillos, y sacadas las esquinas, los planchamos bien. 


Coseremos los bolsillos a la una de las piezas grandes de la  bolsa, concretamente a la pieza de tela contraria (es decir, en mi caso, si el bolsillo es de pelotas, lo cosemos a la tela de rayas y viceversa). Para ello marcamos el punto medio de la pieza grande de la bolsa (doblando la pieza justo por la mitad y haciendo y planchando) y hacemos una marca (con un rotulador pilot frixion, por ejemplo, que se va con la plancha) a 3" en ese punto medio desde el margen superior.


Centramos el bolsillo, al que también le habremos marcado el punto medio con la plancha, a la tela donde lo coseremos, como podéis apreciar en la foto, y lo sujetamos con alfileres. 


Hacemos lo mismo con las telas inversas. Ojo, hemos de asegurarnos de que el lado donde hemos dejado el agujero por el que hemos girado el bolsillo quede en la parte inferior o en uno de los laterales del bolsillo, de esta manera cuando lo cosamos, el gap quedará cerrado ;)


Cosemos por todo el derredor (por supuesto, no la parte superior), rematando en las costuras superiores. 



Ahora vamos a por las tiras. Para ello encaramos una tela de cada, derecho contra derecho y hacemos una costura a cada lado, (siempre a 1/4"). No hace falta rematar y tampoco hemos de  coser los lados cortos.


Giramos las piezas así cosidas. 


Insertamos las tiras de algodón dentro de las tiras giradas y planchadas. En este caso me he ayudado de este aparato de ultima generación que veis en la foto de abajo :P


Volvemos a planchar, asegurándonos de que las tiras quedan lo más centradas posibles (no regiradas, seguro que me entendéis).


Pasamos una costura central a todo lo largo de la tira, y luego, una a lado izquierdo y una a lado derecho. De esta manera nuestras tiras quedarán reforzadas y tendrán un aspecto mucho más profesional. 




Cortamos un poquito los extremos, dejando las dos tiras a la misma medida exacta. 



Vamos a marcar dónde queremos coser las tiras.  Yo las he situado a cinco pulgadas desde los extremos, lo podéis ver en la foto. 


Después de marcar una pulgada en la tira, que he dejado por fuera como margen (luego lo recortaremos) la he sujetado a la tela exterior tal y como veis, con un alfiler. Hacemos lo mismo con el otro extremo de la tira teniendo mucho cuidado en que no nos quede girada. Tenéis que colocar la tela que queréis que se vea contra la tela exterior. En la foto inferior, cuando la bolsa esté del lado de las pelotas, el asa también mostrará la misma tela. 


Aquí veis una de las tiras sujeta y a punto para coser. 


Cosemos pasando un par de veces por encima y dejando un margen inferior a 1/4" (no queremos que luego se nos vea esta costura). Esto lo hacemos sólo para asegurarnos de que las tiras no se van a mover cuando hagamos el montaje final. 


Cuando hemos cosido las dos asas a  las dos piezas de tela exterior, encaramos estas dos piezas derecho contra derecho y sujetamos con alfileres. 



Cosemos los dos laterales y la base, dejando sólo sin coser la parte superior. 


Ahora marcamos un rectángulo de 3" de lado por los dos lados de cada esquina. 


Abrimos por el medio, centramos bien, asegurándonos de que las costuras de ambos lados casan perfectamente y sujetamos con una aguja. Un truqui: si ponemos la costura de un lado mirando hacia la derecha y la de la parte de atrás mirando hacia la izquierda, es mucho más fácil que al coser las dos costuras coincidan y no queden desplazadas la una de la otra, lo cual hace bastante feo y poco profesional. 


En esta foto se ve a lo que me refiero. 


Cosemos y antes de cortar, nos aseguramos de que las costuras están ok.


Si es así, cortamos. 



Seguimos exactamente el mismo proceso con la tela del forro, es decir, encaramos derecho contra derecho y cosemos por los laterales y la parte inferior, eso sí, dejando un trozo de unas 5" sin coser en uno de los laterales o en la base  para poder girar el bolso al final. 

Y vamos con el montaje final del  bolso. Para ello introducimos la parte interior (del derecho) en la parte exterior (que estará del revés) y sujetamos muy bien, poniendo especial cuidado, de nuevo, en que las costuras laterales queden bien alineadas. A mí me gusta que quede un bolsillo a cada lado, pero esto depende del gusto de cada una. 


Yo me he ayudado de las wonder clips de clover, que van de maravilla. 

  

Pasamos un pespunte por todo alrededor de la parte superior del bolso. En este caso utilizo un margen superior a 1/4 de pulgada, concretamente, coso "a pata", simplemente, para dar mayor sujeción a la costura y no tener miedo alguno a que el bolso no resista el peso que se le pueda poner. 


Haremos especial énfasis (dando tres o cuatro repasadas) a la zona de las asas, que tienen que quedar muy pero que muy resistentes. 


Cuando hayamos terminado, podremos cortar el exceso de la tira de las asas. 


Giramos el bolso por el gap que hemos dejado en la tela del forro. 


Cosemos el agujero del forro muy bien a punto escondido, planchamos y... 

VOILÀ: Un bolso grandote, reversinble y súper exclusivo para ir a la playa con tus telas favoritas. Con bolsillos interior y exterior y capacidad para meter hasta el cubito de la playa de tus hijos. 






Cuando hayáis hecho uno podéis probar a hacer más modificando las medidas a vuestro gusto. ¡Yo ya llevo dos!



  
  
Y así es como ha quedado la mía después de un día entero de playa, arrugada, pero... ENTERA!!




Espero que os haya gustado este tutorial y que lo podáis utilizar para haceros algún bolso. 

Un abrazo y felices vacaciones. Yo espero comenzar las mías mañana a las 14:17 horas exactamente. 

Un beso.

Su.
Publicar un comentario