martes, 29 de octubre de 2013

Monederos y neceseres para todos los gustos

¡Hola!

Para esta semana una entrada para enseñaros algunos modelos de monederos y neceseres que todavía no habíais visto, casi todos encargos. Espero que os gusten. Yo he disfrutado muchísimo haciendo todos y cada uno de ellos.

El primero, con telas de Tilda, fue un encargo de Marta, que quería un neceser grandecito para el bolso y lo quería con la misma forma que tenía el que ella llevaba en ese momento, más bien cuadrado, un "boxy pouch". A ella le encantaron las telas Tilda la primera vez que las vio, son románticas y dulces, como ella, así que lo tuvo muy fácil para elegir. Y para mí, debo decir que fue todo un reto, el diseño no es el más fácil, para que quede bien hay que ser muy preciso en la aplicación de la técnica, pero creo que esto es como todo, con la práctica seguro que consigo hacerlos mejor y más rápido. 



 

El siguiente es un monedero similar a otros que ya habéis visto: con boquilla metálica de perlas gordas, pero en este caso, por las características del encargo, tenía que tener un ligero aire "retro" así que opté por estas telas también de Tilda, bolas rojas y botón de topos para darle el toque final. 



El que viene ahora fue un encargo de Nuria, ella es muy moderna, no quería nada ñoño. Buscaba un neceser también grandecito donde le cupieran sus pinturitas y demás.... le enseñé esta tela que ya conocéis, la visteis aquí  y ella me dio carta blanca. Y así es como quedó. Debo decir que me costó mucho desprenderme de él, me gustó tanto el resultado que me arrepentí de no hacerme otro igual para mí... 

 



Es el turno de un monederito más pequeño y funcional, algo con la misma forma que ya habéis visto antes, lo justo para llevar las tarjetas y algunos billetes y monedas... Pero esta vez con telas japonesas de kimono. Duró menos que un suspiro... no era ningún encargo, lo hice como muestra... Me lo llevé al trabajo para enseñárselo a mis compis y casi no me dio tiempo de sacarlo del bolso; en cuanto lo vio Rosa, se lo quedó :)     


También con telas japonesas del mismo estilo, estos dos monederos para una madre y una hija...
 



El que viene ahora es un monedero que hice para la mujer de un buen amigo, con forma de taza de té, inspirada por los diseños de Patchwork Pottery. Tuve que hacerlo muy deprisa e improvisando, no tenía tiempo de comprar el patrón y hacerlo como se debe, así que me lo tuve que inventar, pero quedé bastante satisfecha con el resultado.     



El próximo, un neceser/estuche hecho con los orillos (en inglés selvages), ya sabéis, los filos de la tela que siempre recortamos y muchas veces descartamos.... pues que sepáis que nunca hay que tirarlos.... si no vais muy apretadas de medidas, lo mejor es recortarlos como mínimo de una pulgada de ancho, es decir, metiéndonos un poquito en la parte "buena" de la tela. Se pueden aprovechar luego cosiéndolos entre sí, queda muy muy chuli. Este estuche que os enseño yo era sólo una prueba rápida, hecha sin mucho cuidado y sin seguir la técnica recomendada (yo cosí al estilo tradicional en vez de superponiendo los márgenes) sólo para ver el efecto, pero si os dais una vuelta por la red veréis auténticas maravillas... buscad en imágenes de google "selvage patchwork" o "selvage quilts", y disfrutad.... Uno de los blogs dedicados que guardo es http://selvageblog.blogspot.com.es/ y en Pinterest también podéis hallar una buenísima fuente de inspiración. 



El de ahora es un neceser que le hice a mi madre recientemente... está hecho con un mini charm pack y algo de tela adicional para el forro y la tira del asa, así que si tenéis un paquete de 2.5" y no sabéis qué hacer con él.... un neceser como este puede ser una buena opción ;). 



No me matéis, debéis estar saturadas ya .... pero es que el otro día le estaba enseñando fotos a otras mamis en el intermedio del partido de fútbol de nuestros hijos y me dijo: "Pero ¿cómo es que todo esto no lo has colgado ya en el blog?" Así que os tenía que poner al día... 

Besos y feliz semana de castañas y boniatos. 

Su
Publicar un comentario