lunes, 25 de noviembre de 2013

Los Ghastlies atacan de nuevo (en forma de neceser)

Hace unos días Julia me dijo que tenía que hacer un regalo a una amiga enfermera, y que necesitaba un neceser grande donde pudiera guardar sus pinturitas y algunas otras herramientas propias del oficio. Se dio una vuelta por el blog y decidió que el estilo que más le gustaba era el neceser con boquilla metálica y a poder ser, con una tela a la que le tengo un amor especial: ya la conocéis, la habéis visto en mi blog aquí aquí... The Ghastlies, de A. Henry, que me tienen loca. Busqué la boquilla más grande que tenía, de unos 15-16 cm. y adapté el patrón para hacerlo lo más grande posible. Pero entonces vi que no tenía tela suficiente para hacer las dos caras exteriores del neceser... Así que pensé que haría la trasera en negro, y si lo veía soso, le añadiría alguna aplicación. Recorté un óvalo con la imagen de la niña Ghastlie, pero cuando tuve el neceser montado me pareció tan fantástico el efecto del negro con el mauve, que no necesitaba nada más... cualquier añadido hubiera enturbiado el resultado. No obstante, no descarto otro proyecto: un monedero todo negro con el camafeo delante, un poquito de puntilla negra... mmmm, esto sí que puede quedar chulo, pero lo veremos en otro capítulo. Hoy, la cosa ha quedado así: 



Como veis para el interior he utilizado una tela de la última colección de Anni Downs y para tapar los puntos de costura del cierre, esta vez en vez de piquillo he utilizado un mini pompon negro que le da un puntito gótico de lo más chic. 



En la última foto se aprecia el tamaño del neceser, comparándolo con mi iphone 4. De hecho es tan grande que creo que con una cinta negra bien mona haría perfectamente de bolsito.... 

Espero que os haya gustado. En breve, más. 

Besos y arriba, que el lunes ya se acaba. 

Su.  

martes, 19 de noviembre de 2013

Monedero para una "belieber", bolsa para la merienda y estuche galleta de jengibre

¡Hola!. 

Este pasado fin de semana he cosido bastante, tenía algún compromiso y nada mejor que dos días de lluvia y frío para ponerse a coser a todas horas...

El primer encargo me lo hizo Sandra, de una cafetería donde voy a desayunar a menudo cuando estoy en el trabajo, un regalo para su hija adolescente, que usa(ba) la funda del móvil para guardar las tarjetas de metro... "Su color favorito es el lila... y es super fan de Justin Bieber, a ver si le puedes poner algo que haga referencia a esto. Ah, y que tenga un bolsillito dentro..." Estos fueron los datos... y esto fue lo que salió:





Ayer se lo dí y ella, que teóricamente se lo iba a guardar hasta Navidad, no se resistió y ayer mismo se lo regaló. Según me ha dicho, a la niña le encantó, porque ponía que era una "belieber" y porque era ÚNICO, y es que realmente no hay otro igual ;). 

Más cositas: El viernes invitaron a mi hija Noa (5) a la fiesta de cumple de Aleix (5). Teniendo en cuenta que no es de su clase y que "mami, Aleix sólo ha invitado a dos niñas a la fiesta, todo lo demás son nenes", no podíamos faltar así que me puse manos a la obra:




El resultado: al niño les gustó, a su madre, más, y lo mejor, a otras mamis también, así que ahora tengo que hacer dos más, una igualita que ésta y la otra, con otras telas que estamos eligiendo por whatsapp... ya os enseñaré la nueva cuando la tenga ;). ¿A que el patrón es monísimo? Es de Jenni Baker, de In color order, seguro que la conocéis, y si no, no os la podéis perder. Es una blogger famosísima en el mundillo de patchwork y yo hace tiempo que la sigo... Pues bien, esta bolsita la hice porque la tenía en un número de Fat Quarterly, una revista on line muy recomendable que compro a menudo (ya os hablaré de ella en otro post, que si no me enrollo mucho). Pero si queréis tener el patrón completo, para hacer la bolsa en varias medidas diferentes, lo podéis comprar en formato pdf en su blog, sólo vale 8 dólares y está muy bien explicado (y que conste en acta, que yo no gano nada con esto, es una simple recomendación, eh). Yo ya lo he comprado y viendo lo chula y super práctica que es la bolsa, estoy segura de que lo utilizaré muchas veces.  

Por último, y esto está disponible por si a alguien le gusta, un estuche que lo mismo sirve de funda para las gafas que para guardar los bolis... Yo no sé vosotros, pero yo llevo siempre en el bolso una libreta y un estuchito con bolis de colores (concretamente los pilot frixion, los que se borran). Es más o menos el mismo diseño que utilicé para esta funda de Anni Downs que ya os había enseñado antes y de las cuales llevo tres iguales, pero un poquito más largo y con telas de mi admiradísima Lynette Anderson. Quizá sea un poco sobrio pero a mí me encanta. Por cierto, la galleta de jengibre está aplicada a punto escondido. 



Que tengáis una feliz semana.

Su.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Estuches para regalar a los niños

Hola guap@s.

Para hoy, una entrada muy cortita. Recordaréis que hace poco os comentaba que para los cumples de las amiguitas de mi hija últimamente regalo bolsos... pues bien, para los cumples de los nenes también hay alternativas, y si no fijaros: 

Marçal. Un estuche casi diseñado por él mismo. Le propuse varias telas de fondo (tejana, lino) y de aplicación (calaveras, elefantes...) Y él eligió la combinación sin dudar: tejano+coche. El coche es un recorte de una de esas telas "imposibles" de Alexander Henry... me refiero a aquellas telas que nos encantan pero que luego no sabemos en qué utilizar... La combinación, para mi gusto, chulísima. 



Pau: En este caso elegí una tela vintage a la que le tengo un cariño especial, porque esta tela la compró mi madre hace años, cuando yo era una niña pequeña y el mejor día de la semana era el sábado, porque íbamos a los encantes de Badalona (el mercadillo de toda la vida, vaya)  y a mí me encantaba. Tengo bastante tela todavía, así que todavía podré hacer unos cuantos estuches más :) 



Pol (el mío): Le encantan los monstruos y los aliens, y tiene una predilección especial para las telas "cantonas" así que... él mismo eligió las telas... 



Pau / Jan: Este ya lo habéis visto aquí, pero os lo pongo de nuevo porque tuvo mucho éxito, de éste he hecho más, con nombres diferentes, claro está. De nuevo aplicaciones, pero esta vez de letras formando el nombre, sobre lino neutro, una combinación que seguro ya lo habéis detectado... ¡me encanta!.




Ya tenéis algunas ideas más para regalar en Navidad. Personalmente creo que un regalo hecho a mano y personalizado tiene mucho más valor que que uno comprado sin más. Y si alguien todavía no se atreve... siempre podéis encargarlo ;)  

Un besote y feliz semana. 

Su.