martes, 29 de abril de 2014

Un vestido para Noa

Hola amigos.

El sábado pasado asistí a un monográfico en Jan et Jul, una de mis tiendas de referencia. Pese a que mi pasión es el patchwork, la costura es un tema pendiente, así que cuando Elisabet publicó que iba a hacer un monográfico para hacer un vestido de nena, no me lo pensé, primero, porque, naturalmente, el tema era de mi interés, segundo, por su precio, ajustadísimo, tan sólo 20 euros, y tercero, porque en los dos monográficos a los que había asistido allí con anterioridad (iniciación al acolchado libre, con Jacqueline Bahi, y forrado de lámparas sin costura), había salido muy contenta. Y una vez más acabé feliz con la experiencia.

Aquí tenéis el vestidito para el verano que le hice a mi hija, con la ayuda de Visi, una experta modista con la que ya había coincidido en el curso de lámparas y que hace unas carteras absolutamente deliciosas. Ella no tiene blog, así que no os puedo poner link a ninguna página web, pero estoy convencida que muy pronto veremos alguno de sus proyectos publicado en alguna revista española de patchwork.  

Y éste es el vestido:







Sólo para mi propia humillación y para que notéis la diferencia entre saber e improvisar, a continuación una muestra de un vestido sencillísimo que le hice a Noa el verano pasado, muy del estilo, pero sin forrar... no es tan perfecto, eso es indudable, pero debo decir que mi hija lo llevó contenta igual.

Un besazo y feliz semana.

Su








martes, 22 de abril de 2014

Quilt de piratas terminado!!!

Hola a todos! ¿Qué tal han ido estos días de Semana Santa? Espero que como mínimo hayáis descansado y cosido mucho :) 

Hoy os traigo un nuevo quilt terminado, el Quilt de piratas de mi hijo que os enseñé aquí (¡Dios, hace más de un año que lo empecé!) y que comencé a acolchar a mano en septiembre... Por fin está acabado, lavado, planchado y guardadito a la espera del próximo otoño... 

Espero que os guste el resultado. A mi hijo, ni qué decir tiene,  le ha encantado!! Es el primer quilt que le hace su mami :)  

Un beso y feliz semana corta.

Su


 








     




lunes, 7 de abril de 2014

Tutorial funda sencilla para el móvil II


Hola amigas, ¿qué tal ha empezado la semana? 

El otro día un compañero de trabajo que había visto mi Quilt Eclectic Elements y que quedó prendado de las telas que utilicé, decidió encargarme una funda para el móvil con algunas telas de la misma colección. Como hasta ahora todas las que había hecho habían sido para chicas, me surgió la duda de si el método para cerrar la funda (belcro o botón) que venía utilizando hasta el momento era lo suficientemente "masculino". Y entonces se me ocurrió que una manera muy práctica de cerrar la funda de móvil sería aguantando la solapa con una goma del cabello. Como pienso que alguna de vosotras podría querer hacerse una fundita igual, utilizando el mismo método de cierre, ahí va un tutorial exprés, prácticamente repetición del primero que publiqué, pero con dos variantes: nuevas medidas, para adaptar la funda a los nuevos terminales, un poco más grandes, y el cierre con goma. Vamos a hacer una funda para un móvil Samsung S4 (sin protector). Encaja perfecto, o sea que si tienes otro modelo de terminal o bien usas un S4 pero con bumper o protector, le tendrás que dejar más margen, especialmente a los lados, porque si no no cabrá. 

Empezamos:


Necesitamos:
  • Una pieza de 22x9.5 cm de la tela exterior, de la tela del forro y de la guata
  • Una pieza de 16x9.5 cm de la tela exterior, de la tela del forro y de la guata
  • Una goma para el pelo que conjunte con las telas escogidas

Pegamos los trozos de guata a las dos telas exteriores, por el revés 


Encaramos las dos piezas cortas, derecho contra derecho, y cosemos a 1/4 de pulgada del lado superior (todos los márgenes de costura de este tutorial son de 1/4 de pulgada).



Planchamos, giramos, volvemos a planchar


Pasamos un repunte bien al filo por la parte exterior.


A 3 cm. de la parte superior dibujamos una línea con un pilot frixion (ya sabéis, los que se borran con la plancha). Esta línea nos marcará el punto donde situaremos la goma del pelo, a la que habremos hecho un corte para que nos quede una goma no redonda, sino una tira.


 

Situamos la goma sobre la línea y con mucho cuidado, damos unos repuntes a ambos lados (ojo, a menos de 1/4 de pulgada) para sujetar la goma en esta posición sin que se nos mueva luego cuando cosamos el conjunto. Recortamos la mayor parte del sobrante y dejamos tan sólo un trocito de 1 cm a cada lado aproximadamente de la goma, para asegurarnos que no se nos va a escapar.



A continuación montamos el siguiente sándwich:

Debajo del todo la pieza larga de la tela interior, con la parte buena hacia arriba.


A continuación el conjunto de las piezas cortas que hemos cosido antes, con la cara buena hacia arriba.


Encima la tela larga exterior con la cara buena hacia abajo.


Sujetamos el conjunto con agujas para que no se nos mueva al coser


Cosemos por los cuatro lados dejando únicamente un agujero de unos 3-4 cm. para poder dar la vuelta (yo lo he dejado en un lateral de la solapa).


Recortamos un poco las esquinas, volvemos del derecho, y cosemos el agujero a punto escondido.

Y esto es lo que sale: una chulísima funda de móvil con un cierre bastante resultón.





Una variante más extremada sería dejarle la solapa más larga (tan sólo tenéis que cambiar la medida de 22 dándole unos cm. más y luego bajar un poquito la posición de la goma), de hecho creo que el próximo lo haré así. Ah, y no olvidéis que esta funda, adaptando las medidas, puede servir para cualquier otro objeto, un ipad, un kindle, etc... ;)

Bueno, espero que os haya gustado, si hacéis una funda con mi tutorial, me encantaría que me mandarais alguna foto. 

Un besote y feliz semana. 

Su

miércoles, 2 de abril de 2014

Sitges, kits (advertencia) y monederos

Hola compis costureras. 

¿Todavía con la resaca de la Feria Internacional de Patchwork de Sitges? Hace tan poco y sin embargo, con la rutina de nuestra vida diaria, ¡qué lejos parece! ¿verdad?. Al final del post os enseño las cositas que yo compré allí.

Respecto a mis compras, no me extenderé mucho pero sí quiero hacer alguna anotación. Cuidado con los kits que se ponen a la venta. Por desgracia, no todos reúnen los requisitos mínimos aceptables para considerarse un kit. Yo creo que cuando se vende un kit (y no entro en el precio), éste debería incluir foto del producto acabado (como mínimo), patrón/es, y unas instrucciones lo suficientemente claras y detalladas para que cualquier persona, incluso alguien que nunca haya cosido antes ese producto, sea capaz de entenderlas, seguirlas paso a paso y finalizar con éxito la costura de que se trate. Ojo, no hablo de precio, sino de las explicaciones. Estoy segura de que cuando un kit no incluye unas instrucciones completas e inteligibles para todo el mundo, no se debe a la mala fe de la persona que las ha redactado. Sin embargo también pienso que cuando se gana dinero con esas instrucciones, ciertos grados de dejadez en su redacción son absolutamente inaceptables y merecen una reflexión. Yo compré uno de esos kits, concretamente uno de monedero/bolsito con boquilla metálica de los tantos que publico en el blog… Me gustó la boquilla, me gustaron las telitas y pensé que el patrón era mono. Confié. Y me sentí estafada. Por suerte, los monederos los tengo más que superados, y no necesito las instrucciones para montarlo. Pero pienso en todas las chicas que habrán comprado ese mismo kit pensando: “voy a coser mi primer monedero/bolso de boquilla” y se habrán (perdonad la expresión) cagado en todo cuando, como yo, hayan abierto el paquetito y visto el texto escrito allí. No voy a dar el nombre de la tienda, esto no; yo contactaré con ella por privado, como mínimo, para expresarle mi malestar. Pero sí que os diré que a partir de ahora, quizá pida que me dejen echar una ligera ojeada a las instrucciones antes de comprar según que kit en una feria… porque de la misma manera que no todo el mundo está capacitado para dar clases, tampoco todo el mundo tiene la profesionalidad necesaria para ponerse a vender kits que ofenden la inteligencia, y que por supuesto, no son de ninguna de mis tiendas favoritas (a buen entendedor...). Y ahí lo dejo. Si también os ha pasado y os sentís perdidas en algún momento con un patrón similar, lo primero, contactad con la tienda, pero si queréis, podéis escribirme para consultar alguna duda con las instrucciones por privado, que yo miraré de ayudaros. 

Y después de esta tremenda parrafada, os enseño mis últimos monederitos que no incluyen el que ha originado motivo de mi enfado, entre ellos una novedad: el de boquilla doble, un gran descubrimiento.







 

 

  


Y ahora mis compras de Sitges: 



   
   
 

Un besazo y feliz día.

Su