sábado, 31 de mayo de 2014

Costurero de aplicación y bordados

Hola chicas. ¿Qué tal está yendo el fin de semana? Yo esta tarde he terminado el costurero que comencé hace un par de semanas en el monográfico que Paz Giral impartió en Authen-tic. Debo decir al respecto que Paz me pareció una chica encantadora, muy humilde y sincera, de las que hablan no sólo de lo que dominan, sino también de lo que han aprendido de sus errores, compartiéndolo todo. Encontrar personas capaces de transmitir desde esa sencillez y naturalidad es algo de agradecer hoy en día. De Mar, la anfitriona, sólo os diré que además de ser una excelente persona es una gran profesional, incansable y atenta siempre con todo el mundo, así que os recomiendo encarecidamente que os apuntéis a cualquiera de sus monográficos o simplemente, si estáis cerca de Barcelona, que paséis un día por la tienda a conocerla. 

Y ahora vamos por faena: El costurero, de inspiración japonesa, tal y como está concebido, es monísimo. Tiene aplicación y bordados, y está pensado para llevar las cositas de bordar, como los marcadores y los hilos. Yo, sin embargo, lo he adaptado un poco a mi uso, porque de hecho, como de neceseres y costureros tengo ya unos cuantos, intento ir adecuando cada nueva creación a lo que necesito, para optimizar un poco más su uso. Por eso veréis que he hecho algunos cambios respecto del original. Pero he disfrutado tanto, tantísimo, haciendo esta labor, que no descarto repetirla en breve, siendo completamente fiel al modelo original,  para hacer algún regalo. Respecto a la calidad del kit debo decir que está muy bien presentado, con imágenes a color, explicaciones amplias y claras y tela suficiente para elaborar la labor. Gracias. 

Y aquí va mi pequeño costurero. Espero que os guste. Es la primera vez que bordo algo diferente al punto atrás, así que no seáis muy duras conmigo. 







  




Cambios realizados: 
  • He cerrado con cremalleras a los bolsillos laterales
  • He incorporado un pequeño bolsillo en la parte exterior de cada uno de los bolsillos principales. Uno de ellos con relleno de guata para poder utilizarlo como guarda-agujas. 
  • Estos cambios me han impedido bordar los bolsillos laterales, tal y como están en el original.
  • He incluido cuatro botones forrados con tela japonesa que sirven de soporte a dos sujeta-carretes. 
  • Al pajarito del kit se le rompió un alita así que aproveché otro pajarito que tenía por casa.
  • La parte trasera era libre, y yo decidí bordar y acolchar unos botones.
Fotos del original: 

 

Me ha gustado tanto esta labor que he comprado otro kit de Paz, éste para hacer una chulísima faltriquera de costura, a la que estoy deseando meter mano ;). 

 

Y finalmente deciros que si queréis ver una versión más fiel de este costurero japonés, de maravillosa ejecución, no dejéis de pasaros por el blog de Esmeralda, con quien me encantó coincidir en el curso. Un besote y feliz semana. Os dejo con algunas fotos que nos hicimos y que son fiel reflejo de lo bien que lo pasamos.





Su

miércoles, 28 de mayo de 2014

Lunch bag, o bolso para el tupper

Hola hola.

Creo que ya os he hablado alguna vez de Ayumi, del blog Pink Penguin, si no en el blog, sí que a las que me seguís en Facebook. Pues bien, hace unos días tenía ganas de hacer un proyecto rápido, de esos que empiezas y acabas en el día, y recordé un tutorial de Ayumi, que atesoraba desde hacía tiempo y del cual pensé desde el minuto uno que era uno de los proyectos que haría sí o sí antes de morir. Me refiero a éste:


¿Os suena?. Pues bien, me puse manos a la obra, pensando que me iría muy bien una bolsita para llevar el tupper al trabajo, y voilà: 








 Observaciones:

1ª.- El bolso es monísimo de la muerte, de eso no hay duda, pero para mi punto de vista, como bolsa de lunch, tiene un fallo, y es su tamaño. Las medidas engañan un poco, porque cuando cortas las esquinas para hacerle la base cuadrada, queda un bolsito de medida tupper de japonesa, no de española, jajaja, debe ser que nosotras comemos más. Eso sí, si dejas el bolsito para otra función, como ahora llevar los hilos, o las lanitas, o lo que quieras que no sea un tupper alargado, cap problema.

2ª.- La confección no es fácil, el tutorial (como todos los de ella), es maravilloso y está súper bien explicado, pero el bolso tiene faena, bastante más de la que parece. Quiero decir con esto que no se hace en una hora, aunque sí es un proyecto de día, ok.

3ª.- Como veis, yo he utilizado una tela para el exterior de algodón tipo lino, de esas japonesas un poco más gruesas, y además he utilizado entretela rígida para bolsos. Ojo con ella: Si la utilizáis, no la incluyáis en las costuras, porque entonces cuesta mucho más de trabajar, y además se nota. En cambio, si recortáis la pieza sin incluir el margen de costura, os costará mucho menos de coser, y las costuras quedarán más finas.  Otro detalle que he cambiado es incluir asas de cinta de mochila de algodón, porque me gusta mucho el efecto que daban, y además, por acortar tiempos de confección. 

4ª.- Si seguís el tutorial, cuidado, porque al final del todo hay una nota añadida posteriormente que permite afinar los acabados interiores, que en un primer momento quedaban con los márgenes a la vista  (algo que hay que evitar siempre que sea posible), no os lo dejéis ;).

Bueno, y  creo que eso es todo. Sólo deciros que tengo ya las medidas calculadas para hacer el mismo bolso un poquito más grande. A ver si lo puedo coser pronto y os cuento el resultado. Entre tanto, si os animáis a hacer éste tal cual, y os queréis inspirar, podéis consultar esta página de Flickr, dedicada en exclusiva a este proyecto. 

Un beso y feliz semana.

Su

viernes, 23 de mayo de 2014

Costurero Cottage

Hola compis costureras.

Si sois como yo, supermegafans de Veronique Requena seguro que tenéis ya su último (y tercer libro): "Quilt & dog cottage". Yo me lo pedí para Sant Jordi, que ya sabéis que en Catalunya es un día muy especial, con intercambio de libros y rosas, y decidí no esperar mucho para realizar mi primer proyecto. Estaréis de acuerdo conmigo en que una quilter o patchworkera como nosotras NUNCA tiene (entre otras cosas, por supuesto) suficientes estuches de costura. Así que yo, en caliente me puse con uno de los proyectos rápidos del libro, eso sí, un poquito modificado. En primer lugar le amplié un poco la medida para que me cupieran en él algunos objetos más largos de lo habitual, como las varillas para girar tiras, o pasacintas, y también las agujas appliquick. Y además le puse una boquilla para cerrar la pieza, porque no me gustaba que se quedara abierto, tal y como sale en el libro. Así, los usos que se pueden dar al estuche se multiplican. También debo decir que el botón que le he puesto no me acaba de convencer. Ahora, repasando las fotos del proceso, el botón del perrito casi me gusta más que el que le he puesto... bueno, quizá lo cambie, pero será más tarde :). Ahora os dejo con las fotos del estuche tal cual está. 

Un besote y feliz finde :)

Susana.


   




Fotos del proceso: 





miércoles, 14 de mayo de 2014

Quilt "A good day"

Hola amigas.

Hace poco navegando por esos mundos de internet, como diría mi madre, me encontré con un blog (Quilts by Cheri), y una tiendecita local americana, que me llamaron mucho la atención. Su creadora es Cheri Paynecon un estilo folk-primitive que me encantó por sus diseños, chulísimos. Después de darle vueltas varios días decidi comprar algunos de sus patrones. Cabe decir que estos no son lo más detallados que me he encontrado: Las explicaciones son más bien escuetas, las aplicaciones son dibujos a mano que tú has de replicar y cuando se trata de hacer otros bloques, de cuadraditos, log cabin, etc., en la mayoría de casos ella te da las medidas para que tú te los dibujes... Seguro que a alguna le molestaría... a mí sólo me sorprendió, pero luego pensé que al fin y al cabo, en la época gloriosa de Jane A. Sticke, en 1863, (por poner un ejemplo) no había fotocopias, ni escáners, ni cámaras de fotos, ni nada de nada, y si alguna quería copiar el quilt de otra, le tocaba dibujarlo enterito a mano. Y además, por ocho dólares, tampoco se pueden pedir peras al olmo. Así que si el inglés no es un problema y no te da pereza sacarte un patrón, te las puedes apañar. Algo que me hizo mucha gracias que en todos sus patrones encuentras una hoja que te explica cómo tiñe ella las telas, por si tú también quieres darle ese aspecto envejecido, casi como sucio, del primitive llevado a sus máximas consecuencias. En fin, que creo que Cheri vale mucho la pena.

Y aquí tenéis el primer patrón que he hecho de esta diseñadora: Es un miniquilt de la serie "A good day". La medida original es más pequeña, yo lo he ampliado para que se me adecuara a la mesa donde lo quería poner, y la verdad es que estoy muy satisfecha con el resultado. A ver qué os parece.









Datos técnicos: 
  • Tela Top: Se trata de un scrappy quilt, o sea, que está hecho completamente de restos de telas utilizadas para otros proyectos. Todo algodón, salvo las aplicaciones, que son de franela (colección Wool & Needle Flannels, de Primitive Gatherings).  
  • Tela Trasera: Black Muslin, de Moda Fabrics
  • Acolchado: A máquina con pata de doble arrastre
  • Guata: De algodón, 80/20
  • Hilos: De algodón 100% Gutermann
Y aquí tenéis algunas fotos del proceso:







Besos y feliz semana

Su