martes, 13 de enero de 2015

Neceser con doble cremallera y tres departamentos

Hola chicas, ¡feliz año!

Hace unos días pasé un día maravilloso con mis amigas patchworkeras. Como el año pasado por Navidad nos reunimos para coser (el objetivo del día era intentar acabar algún proyecto atrasado) e intercambiarnos un amigo invisible handmade. Yo conseguí acabar el mío, muy pronto os lo enseñaré, en cuanto le haga el reportaje. Pero lo que sí os puedo mostrar es el regalo que llevé, a ver qué os parece :)








Como veis se trata de dos neceseres grandes conjuntados, con la particularidad de que el más grande tiene un bolsillo interior con cremallera que divide el neceser en tres partes totalmente independientes. Además, las cremalleras van muy bien acabadas, con esas pestañas finales que hacen que el estuche no pierda la forma. Para este modelo he utilizado telas muy clásicas y románticas. Y aunque no acostumbro a acolchar los neceseres, en esta ocasión la tela exterior casi lo exigía, y lo cierto es que el resultado es francamente bonito, al menos para mi gusto. Y creo que a Marta también le gustó :)

La historia surgió porque hace unos días una compañera me encargó un bolsito totalmente personalizado: tenía que poder llevar sus dos móviles, juntos pero sin tocarse, y además tenía que disponer de un bolsillo para meter las tarjetas de metro y el dinero... y este patrón cumplía a la perfección ese cometido. Me costó trabajo, no por la dificultad que entraña en sí, sino más bien porque hay que ser muy meticulosa con los márgenes de costura y medidas en general y además tiene bastante preparación previa a la costura. Pero el resultado final bien merece la pena.
 






 

 
 
Este es el encargo, también con telas muy románticas, aunque la exterior de lino, y eso sí, un poco más pequeño, y con asa, para poder usarlo de bolso.

Y con esto me despido por hoy... Que paséis una feliz semana.

Susana