jueves, 26 de noviembre de 2015

Bolso y monedero para asistir a una boda

Hola chicas.

Hoy una entrada cortita para enseñaros mi última creación: Un bolso y monedero a conjunto para ser la invitada más exclusiva de toda la boda... Como nuestra chica irá de blanco y negro, estos son, ya véis, los colores elegidos... y como le gusta mucho el lila, le he puesto el forro de este color, que combina muy bien con las telas exteriores y les da un toque diferente y atrevido. 

 













Datos técnicos: 

La tela principal es un Toile du Jouy de algodón que ya había utilizado anteriormente (cuando aún tenía mi querido iphone 4) para hacer una funda para el kindle:




Me encanta la Toile du Jouy, es muy muy clásica, pero ¡¡tan bonita!! La tela negra combinada es de la colección Country French, de Maywood Studio, elegantísima para mi gusto. Y la lila de dentro de color mora, es de Moda Dots, una básica que habéis visto en mi blog en innumerables ocasiones. Como véis le he puesto una cinta con lazo de terciopelo negro para contrastar las dos telas principales y me encanta cómo queda... 

Bueno, y con esto me despido. 

Un besazo a tod@s y que acabéis de pasar una buena semana. 

Su

domingo, 22 de noviembre de 2015

Quilt Tilda de hexágonos

Hola chicas.

Hace muy pocos días una compi muy querida, nuestra divina Soñita, se ha jubilado, y para despedirla como ella se merecía, entre varias compañeras le hemos hecho un regalito handmade. Llevábamos más de un año preparándolo...  Cuando decidimos hacerle un quilt surgió el hándicap de que las cinco chicas que íbamos a participar teníamos diferentes niveles de patchwork, así que a priori, podía resultar complicado encontrar un diseño en el que todas pudiéramos participar más o menos por igual... y entonces... pensé en los hexágonos. Rápidamente mis compañeras se apuntaron al reto, así que una vez decidido el diseño, sólo faltaba decidir las telas. Soña es super elegante, tendríais que verla. Siempre perfectamente conjuntada, ni un detalle fuera de su lugar. Y su casa es como ella, todo orden y buen gusto... bufff, ¿cómo acertar?... pues Tilda, claro. Además, la colección que había en ese momento era delicada, con unos colores y estampados dulces y atemporales... Pues ya estaba hecho. 

Compramos las telas, dibujamos el diseño, repartimos el trabajo, dimos una pequeña clase de cómo hacer hexágonos y al lío... Entre Septiembre de 2014 y Noviembre de 2015, una locura de mails y whatsapps secretos, de idas y venidas en moto de Sara, de dudas, consultas, temores y comidas-reuniones clandestinas, de trabajo nocturno y diurno... Y el viernes pasado por fin quedamos con ella para dárselo. Quizá no sea perfecto, siempre lo digo, pero está hecho con mucho, mucho cariño, y eso es lo que cuenta. Soñi, este regalo es para tí, para que no te olvides nunca de nosotras, para que sepas que te queremos y que siempre te vamos a echar de menos, para que te lo eches por encima en esos ratitos de sofá que un día nos confesaste que tanto te gustan y para que nunca, nunca, cambies, ni te desanimes, ni dejes que nada ni nadie te haga sentir mal... Un beso guapa.




















Aquí el momento de la entrega; 





 

Aquí todas juntas:


Y aquí ya en casa de Soñi:




Bueno, y esto es todo por hoy. Un besote y fuerza, que mañana es lunes y pleno invierno. 

Susana

martes, 17 de noviembre de 2015

Perder el miedo al acolchado libre o free-motion quilting 2ª parte

Hola guap@s.

¿Os acordáis de mis pruebas de quilting? En la última foto del post os enseñaba el segundo sandwich de acolchado, el de las piedras (o su intento...). Pues bien, este sandwich ya sea ha converntido en "algo" concreto. A ver si os inspira para haceros algo similar. 









Se trata de una especie de estuche doble gigante , de bolsillos transparentes, para llevar lo que queramos: El proyecto en curso, los últimos patrones, un libro que estemos leyendo... tiene una medida estupenda para llevar muchas cosas, aproximadamente un Din-A3. Esto viendo su interior, y bien cerrado, para no perder nada. Debo decir que me encantan los bolsillos de vinilo, se cosen de fábula con la pata adecuada, y el poder ver lo que hay dentro del estuche para mí lo hace superpráctico. 

Estuve pensando en ponerle unos snaps o una cremallera por todo el contorno para cerrarlo una vez doblado, pero realmente no lo necesita, porque el vinilo contra el vinilo queda muy bien adherido y sujeto, no resbala y por lo tanto no pierde la forma en ningún momento, así que el estuche queda finiquitado. Una vez acabado, estoy segura de que, aunque feucho (como ya os expliqué, la elección de las telas fue intencionadamente desordenada)  lo voy a utilizar muchísimo :). 

Un besote!!

Su.